IV Jornadas Científicas y Profesionales de Tremédica, Málaga (España)
Emilio Ortega

Del 22 al 24 de octubre de 2009 se celebraron en la Facultad de Filosofía y Letras (día 22) y en la Facultad de Ciencias (días 23 y 24) de la Universidad de Málaga las IV Jornadas Científicas y Profesionales de Tremédica (), que reunieron a un buen número de profesionales de la traducción médica y científica, profesores universitarios de traducción especializada y alumnos (de licenciatura y de posgrado) de traducción e interpretación.

En esta ocasión, los asistentes y participantes, más de un centenar, procedían de Estados Unidos, Francia, Alemania, Bélgica y España. Entre las universidades que se vieron representadas por profesores o alumnos en estas jornadas destacamos las de Granada, Autónoma de Madrid, Jaime I de Castellón, Valencia, Córdoba, Pablo de Olavide de Sevilla y la anfitriona, la de Málaga. Los profesionales, autónomos o empleados de empresas con servicios propios de traducción o agencias, procedían de varios países y de todos los rincones del territorio español: Andalucía, Galicia, Valencia, Madrid, Cataluña, Cantabria, etcétera.

Si el éxito en cuanto al número de asistentes podemos considerarlo como bastante satisfactorio, más de un centenar entre profesionales de la traducción médica o científica (más de 40), profesores de traducción y becarios de investigación (más de 10) y alumnos de traducción e interpretación (más de 40), lo realmente interesante y digno de mención en estas jornadas ha sido el alto grado de participación de los profesionales, profesores y alumnos en los debates que se entablaron en torno al apasionante mundo de la traducción médica y científica.

Entre los debates más animados destacan los que versaron sobre los nuevos mercados de traducción, sobre los efectos de la globalización en la práctica profesional de la traducción, sobre la calidad y la ética profesionales y sobre los modos de formación que pueden resultar más efectivos para conseguir que el aula universitaria sea una plataforma de preparación de profesionales competentes en este complejo y variado mercado de la traducción médica y científica. También se trató la importancia de la formación continua y del reciclaje de los profesionales, sobre todo en los ámbitos relacionados con la evolución de las nuevas tecnologías informáticas aplicadas a la traducción y las demandas de los clientes, que, en muchas ocasiones, condicionan la concesión de un encargo al dominio de determinadas herramientas informáticas.

Siguiendo por orden cronológico la sucesión de ponencias y talleres previstos para estas jornadas, destacamos los aspectos más relevantes de cada una de las actividades. Habría que señalar, como novedad este año, la agradable sorpresa de que la mayoría de los ponentes fueran presentados por distintos socios de Tremédica que acudieron a las jornadas, lo que dejó patente el potencial humano y profesional de la asociación.

El día 22, jueves, dieron comienzo las jornadas con una ponencia de Vicent Montalt, profesor titular de traducción e interpretación de la Universidad Jaime I de Castellón y director del Máster en Traducción Medicosanitaria de esta Universidad. El profesor Montalt disertó sobre los «Aspectos retóricos de la traducción y redacción médicas», incidiendo en la falta de investigación que caracteriza al estudio de la traducción y la redacción médicas desde una perspectiva retórica, más allá del estudio de la terminología, algo que se constituye en seña de identidad de la investigación traductológica en traducción médica. Hizo algunas propuestas interesantes en las que apuntaba hacia la eliminación de barreras en la consideración de la traducción y la redacción en el ámbito biosanitario. El estudio de la redacción científica, a la par que el de la traducción, se puede llevar a cabo de forma unitaria si se parte de un enfoque «retórico», superando así la adopción de un enfoque exclusivamente «terminológico».

A continuación, Yves Champollion, creador de WordFast, experimentado traductor y profesor de traductología del ESIT de París, presentó su ponencia, que versaba sobre la percepción de los aspectos profesionales de la traducción en la denominada «era de la globalización». Hizo un recorrido histórico por los momentos en los que hemos asistido a un trabajo «internacional» y «globalizado» de la traducción, haciendo calas en algunos, como la redacción de la versión de los Setenta de la Biblia, la traducción en la Edad Media y en diversos otros momentos de la historia, hasta llegar a la época contemporánea, con hitos como la creación de la FIT y la AIIC para regular el ejercicio profesional y la formación de traductores e intérpretes. Entre los aspectos más destacados de su ponencia cabe señalar su apuesta por el asociacionismo a escala internacional, e incluso planetaria, como instrumento para garantizar la presencia de representantes de la traducción en instituciones internacionales y en los foros de decisión que permitan su reconocimiento social y la regulación del ejercicio profesionall.

Finalizó este primer día de jornadas con un taller impartido por M. Gonzalo Claros Díaz, presidente de Tremédica, profesor titular de Biología Molecular de la Universidad de Málaga y traductor y revisor de textos científicos y médicos. Este primer taller tenía por objeto la presentación de recursos para la traducción médica, atendiendo a los recursos de los que dispone Tremédica. También se hizo una somera presentación de la asociación y de la revista Panace@ para informar a aquellos de los presentes que no eran miembros de esta asociación sobre los objetivos y la filosofía de esta asociación internacional de traductores y redactores científicos.

El día 23 fue la jornada central de este encuentro académico y profesional. En ella se impartieron cinco talleres, tres por la mañana y dos por la tarde, y finalizó con una ponencia de Esperanza Alarcón y la presentación de novedades editoriales por parte de Emilio Ortega.

El taller n.º 2, «Revisión y corrección de textos médicos destinados a los pacientes… y algo más», corrió a cargo de Blanca Mayor Serrano (doctora en traducción e interpretación, investigadora en terminología y miembro de Tremédica) y versó sobre las dificultades que conlleva la redacción y revisión de textos médicos de carácter divulgativo. Aun siendo el primero del día, consiguió que los asistentes intervinieran en la resolución de los desaguisados que la ponente encuentra en folletos de organismos públicos (nacionales a internacionales) y sociedades médicas.

El taller n.º 4, «La traducción audiovisual de series de temática sanitaria: el caso de la serie House», con el que se cerraban las sesiones de la mañana, corrió a cargo de Ana Belén Martínez López (doctora en traducción e interpretación, profesora de traducción de la Universidad de Córdoba y profesional de la traducción médica), que hizo un recorrido por los errores terminológicos de traducción detectados en el análisis de cuatro capítulos de la primera temporada de las versiones doblada y subtitulada (al español) de dicha serie. Los ejemplos se centraban en los errores en el uso de la terminología «en español» en aquellos pasajes en los que se entablaba un diálogo entre especialistas (comunicación médico-médico). Hubo una gran participación de los asistentes y se debatieron las distintas propuestas de mejora en cada caso.

La sesión de tarde comenzó con el taller n.º 5, «Biología, química, farmacia y medicina: toda la ciencia en una patente », impartido por M. Gonzalo Claros Díaz, quien abordó la complejidad formal que conlleva la traducción de patentes científicas y las estrategias de traducción que se han de aplicar en la difícil tarea de conjugar en un mismo texto precisión terminológica, literalidad y conocimientos científicos de disciplinas diversas.

A continuación, Isabel Jiménez Gutiérrez (profesora de traducción especializada de la Universidad de Málaga) presentó el taller titulado «La terminología anatómica en inglés, francés y español», en el que se hizo un recorrido por los resultados de investigación a que las llevó el estudio pormenorizado de la Nómina Anatómica Internacional (más recientemente denominada Terminología Anatómica Internacional) en comparación con las terminologías anatómicas nacionales en inglés, francés y español. En el taller se puso de manifiesto el eterno debate, siempre inconcluso, entre la norma y el uso, entre los esfuerzos de normalización de la terminología y la variedad existente en el uso habitual de los médicos y científicos de las comunidades estudiadas. Esperemos que la base de datos con los resultados presentados se publique lo antes posible.

A continuación tuvo lugar la intervención de Esperanza Alarcón Navío (profesora titular de traducción e interpretación de la Universidad de Granada). En su ponencia, «La consulta a oftalmólogos en el marco de la traducción médica (francés-español): una experiencia didáctica», presentó los resultados de un proyecto de innovación docente llevado a cabo en la Universidad de Granada y con el que se pretende incorporar la «consulta» a expertos como una parte del proceso de formación en el aula de alumnos de traducción científica. Las conclusiones a las que llegó la profesora Alarcón dieron pie a un extenso debate con los asistentes en el que se abordaron cuestiones relacionadas con la formación de traductores científicos y con los programas (de licenciatura y de posgrado) que intentan garantizar la formación y la cualificación de estos futuros traductores profesionales.

Se cerró la jornada con la intervención de Emilio Ortega Arjonilla (profesor titular de traducción e interpretación de la Universidad de Málaga y traductor de textos médicos y jurídicos). En ella se presentaron algunas novedades editoriales que pueden resultar de utilidad para traductores profesionales, profesores y alumnos de traducción e interpretación. A este respecto, se habló de la pertinencia de recurrir a revistas especializadas para documentarse. Se habló brevemente las tres revistas de traducción e interpretación que se publican en la Universidad de Málaga: Trans, del Departamento de Traducción e Interpretación (de periodicidad anual), Entreculturas, de un grupo de investigación del departamento (de periodicidad semestral: ), y Redit, de otro grupo de investigación del mismo departamento (de periodicidad semestral: ). Finalizó la presentación de novedades con los libros recientemente publicados de Gonzalo Claros (sobre traducción y revisión científicas) y Blanca Mayor Serrano (sobre redacción científica) y se hizo una breve alusión a dos colecciones monográficas representativas del ámbito de la traducción y la interpretación (la colección Interlingua, de la Editorial Comares, de Granada, y la colección Traducción en el Atrio, de la Editorial Atrio, también de Granada).

El propio Emilio Ortega inició el día 24 con una ponencia sobre los «Límites y dificultades de la traducción editorial de textos especializados de medicina del francés al español». En ella expuso las dificultades a las que se enfrenta un profesional de la traducción cuando tiene que trabajar con esta combinación lingüística. Entre las más características resaltadas por el profesor Ortega está la influencia desigual del inglés en las comunidades científicas de referencia (francófona e hispanohablante), lo que el ponente resumía como un «mènage à trois» en la práctica de la traducción médica.

Se cerraron las intervenciones con una mesa redonda sobre «Formación y práctica profesional de la traducción médica», en la que participaron los organizadores de las jornadas, Gonzalo Claros y Emilio Ortega, y Luisa Fernández Sierra (traductora autónoma y miembro de Tremédica). Esta mesa redonda sirvió de colofón a las jornadas, y en ella salieron a colación los diversos aspectos que caracterizan tanto la práctica profesional como la formación de especialistas en este campo. Se abrió un amplio debate con los asistentes en el que se abordaron cuestiones tan diversas como la deontología profesional, la ética del traductor, los cambios presentes y futuros del mercado de traducción, la idoneidad o no de los programas de formación de traductores y el divorcio existente, en opinión de algunos de los ponentes y asistentes, entre el mundo académico y el mundo profesional de la traducción. Si hubiera que resumir en pocas palabras los resultados de este debate habría que hablar de la explicitación de posiciones encontradas pero, al mismo tiempo, del deseo y la voluntad de llegar a un mayor entendimiento y colaboración entre profesionales y académicos de la traducción médica.

El sorteo de los libros y revistas presentados el día 23 por Emilio Ortega puso fin al encuentro.

En suma, se puede decir, que estas IV Jornadas de Tremédica han permitido, una vez más, hacer un intercambio intensivo de conocimientos entre profesionales, profesores y alumnos que redundará, sin duda alguna, en la mejora de la práctica de la traducción y en el conocimiento de los aspectos más representativos de este apasionante mundo de la traducción y la redacción de textos científicos.